jueves, 29 de septiembre de 2011

HISTORIA DE ELIDA URBANI

     Me llamo Elida, tengo 44 años, nací el 14 de noviembre de 1966 a las 13.10 hs en el Sanatorio García y Landi de Guaymallén, Mendoza. Me recibió la partera Delia Sánchez Gómez y la historia que a mí me contaron sobre mi adopción y que cabe aclarar que no sé si es cierta es la siguiente:
     Nací de una chica de 19 años oriunda de San Rafael  que se supone llegó a la Ciudad a estudiar y que se quedaba en la casa de su tío un tal Dr. Calderón. Ella queda embarazada de un comisario casado, el cual no se hizo cargo de nada…cuando nací le dijeron que fue un varón, porque ella había decidido quedarse con el bebé en caso de ser nena. Entonces su tío y la partera acordaron mentirle en el sexo para que si ella después se arrepentía buscaría al varón y no a mí.
     Llegué a manos de mis papás del corazón por el Dr. Luis Ventura Molinari que trabajaba ahí en el Sanatorio, su hija Nelly Lidia Molinari y la segunda esposa de este Dr., Irma Pivetta. El secreto de mi historia lo sabían estas tres personas y mi mamá Olga. Mi papá jamás quiso saber nada, sólo quería tener un hijo, nada más. 
     Yo me enteré de todo esto a los 18 años… durante años traté de conseguir información pero todo fue en vano, el pacto de silencio se cerró en toda la familia. Cabe acotar que el Dr. Molinari e Irma Pivetta eran los padrinos de casamiento de mis papás del corazón. En el momento en que me enteré que era adoptada me dijeron toda esta historia y lo único que mi mamá Olga me dijo es que la chica que me tuvo tenía ropa de cama muy fina y que sus manos eran finas, con uñas largas y bien pintadas (al igual que las mías) y que estaban llenas de anillos y pulseras de oro. Después de eso, no conseguí nada más.
     Pasaron los años y me casé, tuve a mi hija y retomé la búsqueda, me comuniqué por teléfono con la hija del Dr. Landi y le conté que era pariente del Dr. Molinari y me dijo que se acordaba de él porque siempre se juntaban a comer con su familia, entonces fue ahí cuando le conté mi historia y dijo acordarse de mi nacimiento pero que ella no era la indicada para decírmelo, entonces me dijo que tenía que buscar a un tal Dr. Campana, y que si iba a hablar con él que lo hiciera en persona, no por teléfono, y que si él no podía ayudarme nadie más podría hacerlo.
     Busqué a este Dr. Campana durante 4 años y di con él por teléfono, le conté mi historia y me dijo que no tenía ni idea de lo que le estaba hablando y me cortó la llamada.
     Cabe aclarar que hace alrededor de 20 días, debido a nuevos datos surgidos que más adelante contaré mejor, volví a contactarme por teléfono con la Sra. Landi y me encontré con que ella dice y afirma no haber hablado conmigo antes, ni conocer a Julio Ventura Molinari ni a su familia, lo cual me sorprendió porque es la única hija mujer del Dr. Landi y es con la que yo creo haber hablado hace unos años atrás.
     Luego de la llamada al Dr. Campana dejé la búsqueda totalmente decepcionada porque todas las personas que sabían sobre mi adopción han muerto hace años y mi mamá también se llevó el secreto a la tumba, la única que está viva es Nelly Molinari.
     Hace un par de meses, charlando con una prima 10 años mayor que yo, me comenta que cada vez que nos encontramos le hago acordar a Nelly porque dice que tenemos las mismas manos, uñas largas y pintadas, y llenos de anillos de oro, y que sólo me faltan las pulseras (a modo de broma). Lo llamativo de esto es que mi prima no supo sino hasta el final de esta conversación que yo era adoptada. Lo que pasa es que nadie dijo nada de mi adopción, ni siquiera a sus propios hijos. Aprovechando la “ignorancia” de mi prima le pregunto que si sabía algo de Nelly porque yo no me acordaba de ella. Entonces me cuenta que ella la dejó de ver 3 o 4 años después de la muerte de su padre Julio Molinari e Irma Pivetta su madrastra, que fueron en menos de 2 años; o sea que Nelly venía a mi casa hasta los 4 o 5 años.
     Mi prima me contaba que dejó de venir a pedido de mi mamá porque a ella le molestaba que Nelly trajera cosas (vestiditos, zapatos, etc) y entonces le pregunté que si se había casado a lo cual mi prima me dijo que su madre le había contado que a Nelly le iba a ser difícil casarse porque ella había tenido un hijo/a de soltera al cual dio. Fue entonces que me acordé cuando mi mamá me contaba con mucho rencor que Nelly le había llevado mi ombligo, mi faja y otras cosas que no me especificaba, a la cual yo me preguntaba ¿Por qué haría eso Nelly? Y mi madre me decía que era porque se había encaprichado conmigo a tal punto que cuando tenía 2 o 3 años de vida, Nelly le pedía y rogaba a su padre el Dr. Molinari que se quedaran conmigo ya que ellos tenían una buena posición y yo no iba a pasar necesidades, a lo cual su padre le decía que estaba loca, que ella era soltera y las cosas se podían malinterpretar y que yo no podía estar en mejores manos que en las de mis papás Olga y Armando.
     Al saber todo esto, entro en la búsqueda de Nelly y la encontré. Vive en Mar del Plata y como no puedo viajar porque carezco de recursos económicos, la llamé, me presenté y le dije lo que pensaba a lo cual me responde que ella es la que me recibió en la sala de partos, nada más; y que para mi tranquilidad me ofrecía hacernos un A.D.N a lo cual le digo que lo voy a conversar con mi familia y que le escribiría una carta con mi respuesta, y así lo hice.
     Palabras más o palabras menos le mando una carta similar a esta nota, donde también le digo que acepto su propuesta de hacernos un A.D.N. Como pasaron más de 20 días sin respuestas, le llamo para saber si recibió la carta, lo cual me contesta que así como la recibió, la presentó en la policía y que ahora está en poder de su abogado.
     Quedé más que decepcionada y tan confundida, que lo único que hago es pensar en ¿qué pasó con el A.D.N que me propuso? ¿Por qué esta reacción? Si no es ella a quien estoy buscando ¿a quién ella está encubriendo?
     Necesito la ayuda de cualquiera que pueda aportar algo…



No hay comentarios:

Publicar un comentario